×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 340

  • 2015 
    Alpargata trail. 47 km  
    Donceles Trail 
    Maratón de Espadan 
    KV Mallorca
    K42 Mallorca 
    Genaro Trail 50km 
    Trail Challenge de Riaza
    Ultra Trail Aldeas do Courel  
    Vallibierna Skyrace
    Ronda dels Cims 
    Ultra Trail VallsAneu (93 km ) 
    ........España Ultra)

MAS INFORMACION

CANTANDO BAJO LA LLUVIA

Oigo el despertador entre sueños. Son las tres de la mañana. Tengo que levantarme a “desayunar”, arroz con unas rodajas de tomate; no es que tenga ganas de comer, pero más me vale meter algo en el estómago antes de arrancar. Bolas de arroz será también el menú en carrera. Miro el reloj, tres y cuarto, tengo todo listo, aun puedo arrancarle una horita a la cama.

 

 

 

Es noche cerrada.No llueve, pero se respira humedad. Nerviosa, como siempre, pero con muchas ganas de vivir una nueva aventura. Cohete y empieza la fiesta! Arrancamos a buen ritmo, una chica por delante, yo a lo mío, calentando motores.

Nos caen las primeras gotas y el típico “sirimiri” de la región se torna en fiel compañera. Se suceden las subidas, crestas técnicas de piedra caliza muy resbaladiza por el agua y descensos “divertidos” por el lodazal del terreno.

 

or momentos llueve a cantaros  y en los altos el viento arrecia con fuerza; la niebla no deja apreciar en todo su esplendor los bellísimos paisajes que atravesamos. Estoy calada hasta los huesos; algo de frio en las alturas pero aun no inquietante. Una marcha continua mantiene mi cuerpo caliente; apenas paro en los avituallamientos donde Jorge Cruz y mi ama me están asistiendo. Nos está haciendo un tiempo de perros, el recorrido es exigente y los caminos están hasta arriba de barro (he perdido ya la cuenta de las veces que he bajado arrastrando el culo) pero hoy estoy, por fin, disfrutando de verdad. Llego a Urepel, kilómetro 72, dudo entre cambiarme o esperarme al siguiente punto. Aún quedan unas horas de día y llueve a mares.

Voy totalmente empapada, pero sin frio. Nunca me cambio de ropa en estas distancias tan “cortas”, pero tampoco nunca me había llovido así durante tantísimas horas. Decido parar lo mínimo y seguir. El terreno ahora es más cómodo de correr, aunque el barro sigue haciendo de las suyas. Casi anocheciendo llego a Roncesvalles; Jorge me espera con ropa seca. Estoy tiritando; ahora sí, mejor cambiarme. Con un caldo caliente, salgo de allí renovada. Mi ritmo sigue siendo constante, las sensaciones inmejorables y ni la lluvia, niebla y barro me desaniman. La visibilidad en algunos puntos es nula, debo extremar las precauciones para no perder las marcas; me cruzo en el sendero a un voluntario rebalizando el camino, excelente organización.

Corono el ultimo pico y empiezo el descenso; intuyo que la pendiente es fuerte, voy resbalando continuamente, apenas veo nada. Pero sigo disfrutando. Sé que la meta está cerca (me va a dar hasta pena acabar). Veo las luces de Baigorri;  “vuelo” sobre el barro viendo que las piernas me acompañan esta vez hasta el final. Apenas hay gente, son casi las dos de la mañana, “mala” hora para llegar. Abrazo a mi madre y Jorge, estoy exultante!

Modificado por última vez enMiércoles, 28 Octubre 2015 08:35

Campus Life