• 2015 
    Alpargata trail. 47 km  
    Donceles Trail 
    Maratón de Espadan 
    KV Mallorca
    K42 Mallorca 
    Genaro Trail 50km 
    Trail Challenge de Riaza
    Ultra Trail Aldeas do Courel  
    Vallibierna Skyrace
    Ronda dels Cims 
    Ultra Trail VallsAneu (93 km ) 
    ........España Ultra)

MAS INFORMACION

NO QUIERO SUFRIR MAS

NO QUIERO SUFRIR MAS

No se ni cuantas veces me he puesto al ordenador. Tengo los sentimientos a flor de piel y no consigo ordenar mis pensamientos. Estoy muerta, me duele todo...pero a pesar de todo me traigo mucho mas en lo personal que en lo deportivo, porque finalmente que es la vida sin esos momentos compartidos con gente especial que se van cruzando en tu camino.

Hace dos años que conocí a Ana y Xavi, regentes del hotel sant Miquel d'Ansalonga, en mi primera participación en esta carrera. El trato familiar que recibimos tejió unos lazos que perduraran en el tiempo a pesar de vernos año a  año con ocasión del ultra. Llegar allí tras el largo viaje y abrazarme a ellos me hace sentir que estoy en casa.

 

Dos días para la salida que transcurren entre preparativos, descanso, nervios, dudas.....me siento bien pero se a lo que me enfrento, tal vez la carrera mas dura de cien millas que conozco. La  Ronda del Cims no tiene piedad. Arranca la carrera, la suerte esta echada; muchas horas de lucha solitaria por delante, porque esto no deja de ser una batalla con uno mismo. Encuentro mi ritmo y voy haciendo sin preocuparme del resto. Objetivo inmediato, llegar a Margineda antes de que caiga la  noche. Transcurren las horas, los kilómetros, una subida tras otras...que duro es esto! Tengo la sensación de que me esta costando mas que hace dos años. Miro el sol ya bajo, me apresuro, no quisiera estar bajando a Margineda de noche; recuerdo ese descenso terrorífico. Afortunadamente esta vez no me supone tanto desgaste. Cae la noche, las piernas no van como quisiera, me cuesta subir. Bajando los cuádriceps protestan; no me gusta. Están mucho mas cargados de lo normal. Llegar a Coma Bella me cuesta una eternidad. Ver a Eva y su familia me reconforta; se que hasta pasada toda la noche y bien entrada la mañana no volveré a encontrármelos. Paso allí mas tiempo de lo normal intentando reponerme.

 

 

Me asusta lo que viene ahora. Tengo muy presente el calvario vivido el año pasado. Me adelanta Julia, nos animamos, sube ligera, yo no tanto, pero me resulta mas llevadero de lo esperado. El frio es intenso, tengo que abrigarme. Otro descenso, subida, baja, sube...uno pierde la noción del tiempo. La horas pasan volando; amanece ya y con el nuevo día siento revivir. Mi ritmo es mas alto y alcanzo a Julia, hablamos. La veo tranquila, segura. Abro un pequeño hueco, me vengo arriba; tal vez no voy tan mal como creía. Ay! Ilusa de mi! Así, sin avisar, el hombre del mazo me da con todas sus fuerzas; la subida a Isards se me antoja demoledora.

 

Miro arriba, no avanzo, levantar las piernas me cuesta un esfuerzo terrible. Julia me vuelve a dar alcance, me anima. El descenso a Pas de la Casa me certifica lo que ya intuía; tengo los cuádriceps totalmente rotos, cada impacto es una tortura para mis doloridos músculos. No quiero ni pensar en lo que queda; solo cuarenta kilómetros. Pero qué kilómetros! No se si voy a aguantarlo. Siento el calor de Eva y su familia, no quiero asustarles, pero mi fatiga es evidente. La batalla interna esta servida; empiezo a dudar de  mis posibilidades. Bajar es un suplicio, pero subir..no puedo ya ni levantar las rodillas, avanzo penosamente, a cuatro patas incluso....que largo se me esta haciendo, no voy a llegar. Se que no queda mucho, pero en estas circunstancias puede ser una eternidad. Empiezo a no encontrarle sentido al castigo que me inflijo; abandonar en el próximo punto de control puede que sea lo mas inteligente. No, no puedo abandonar; ya lo hice el año pasado y no quiero volver a vivir lo mismo. Coraje, aprieta los dientes, hay que llegar aunque sea a gatas. Ultimo avituallamiento, Sorteny, tan solo trece kilómetros a meta. Eva y familia, Borja, Javi....todos me alientan para el ultimo esfuerzo; Emilie me lleva tan solo cuatro minutos y dicen que va muerta. Jajaja, pues yo no debo ir mucho mejor. Aun así, acelero, o eso creo yo. Abajo en la carretera me anuncian un minuto cuarenta y cinco. Vamos, que la tengo! Entro en una larga pista y miro a lo lejos; que extraño, no se la ve. Habrá acelerado? Yo ya no puedo mas. Hago el gesto de correr pero soy consciente de que mi ritmo es patético; camino en las pequeñas cuestas. Los ánimos de todos al pasar junto al hotel me emocionan. No llego nunca! Que largo se me esta haciendo! La entrada en meta es en subida; quiero correr, pero mis piernas se niegan. Se acabo! Me desplomo en una silla. No quiero sufrir mas. Una vez mas mi mente gano la batalla al cuerpo, pero tiene sentido? Me abandono y dejo hacer; Alicia, Eva, Ana, Xavi, Cesar....todos cuidan de mi. Que reconfortante es sentir el cariño de tu gente. Caigo en un profundo sueño, totalmente ajena a lo que vendría después.

Modificado por última vez enMiércoles, 21 Octubre 2015 12:09

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Campus Life